Costumbres extrañas y dolorosas del mundo

0
3460
pixabay.com

La diversidad es una de las características de la especie humana. Todos tenemos las mismas estructuras corporales y sin embargo somos muy distintos entre sí. Uno de los factores que nos diferencian como seres humanos son las costumbres. Muchas de ellas las aprendemos en el hogar durante nuestro primer período de desarrollo, otras van vinculadas intrínsecamente con la cultura y las tradiciones propias de cada país. Desde corridas de toros hasta guerras de tomates se encuentran en la lista de las costumbres humanas, donde también se pueden encontrar algunas que resaltan por ser dolorosas y causar daños irreversibles en el cuerpo. Éstas son las costumbres más extrañas del mundo.

Para detener el tiempo. Durante mucho tiempo se mantuvo en China una costumbre que cambiaba la vida de las mujeres para siempre. Se trata de los pies vendados, un procedimiento que se realizaba a las niñas desde los 4 o 5 años de edad, para impedir el crecimiento normal de los pies. Con el vendaje se lograba que el pie redujera su tamaño, lo que dificultaba la realización de actividades físicas a la chica que era sometida al procedimiento. Esta actividad se realizaba en las altas esferas sociales y era un rasgo distintivo, las mujeres con los pies pequeños eran consideradas bellas y sensuales.

El cielo es el límite. Los pies no son la única parte del cuerpo que es sometida a modificaciones por razones culturales y tradicionales. En Tailandia podemos encontrar a la tribu Kayan, allí residen las padaung o mujeres jirafas. A las mujeres de la tribu les colocan desde los 5 años, aros en el cuello que van presionando la clavícula hacia abajo, lo que estira paulatinamente el cuello. No existe consenso sobre el origen de esta costumbre. Una teoría apunta a un método de defensa contra los ataques de tigres, otros se inclinan que se usa para que las mujeres luzcan feas y así no sean llevadas a otras tribus. Lo que sí es cierto es que la práctica se ha mantenido por el interés turístico que representa esta práctica para los habitantes de la región.

Relación tamaño – valor. El paso de niña a mujer es un proceso celebrado con diversas tradiciones en el mundo, unas menos dolorosas que otras. Dentro de las dolorosas se puede hacer mención a los murci, una tribu de Etiopía donde las mujeres son sometidas a dos prácticas muy particulares. La primera consiste en la colocación de platos en los lóbulos de las orejas cuando empiezan si etapa de mujeres, estos platos se mantendrán allí mientras ellas sean solteras. Cuando alcanzan los 20 años se repute el procedimiento pero en el labio inferior de la boca, a lo que hay que sumarle la extracción de los incisivos inferiores para tener espacio suficiente para colocar los platos que se van agrandando con el paso del tiempo.