La tranquilidad financiera es posible

0
1774
Foto / Pixabay.com / PublicDomainPictures

Para algunos la tranquilidad financiera está muy lejos de alcanzarla, pero esto suele ser una gran equivocación, ya que lograrlo es más sencillo de lo que parece. Un poco de disciplina, organización, compromiso con el ahorro y un buen plan administrativo nos permitirá estar tranquilos financieramente.

Actúe desde ya, no ponga en duda esta posibilidad y comience a ahorrar para el futuro, es importante tener consciencia de que no todo el dinero que ingresa a sus cuentas es para gastarlo o invertirlo, ahorrar debe dejar de ser una opción y convertirse en una prioridad. Bien para cumplir con metas a corto plazo o inclusive para el futuro de usted y el de sus familiares.

Aunque solo pueda guardar un poco de dinero hágalo, si no concreta nunca tendrá ahorros, si quiere vivir bien y cubrir todas sus necesidad no hay problema pero será necesario destinar así sea un monto bajo al futuro, tome en cuenta su realidad adquisitiva y no sea egoísta consigo mismo.

Organice una planificación donde incluya lo esperado y algunos imprevistos como pudieran ser problemas de salud. Cuando pasa el tiempo se van adquiriendo nuevas responsabilidades, sobretodo en el área laboral. Será bueno que planifique sus egresos anualmente y considere hasta lo que no sabe si podrá pasar, tal como accidentes o desastres naturales.

Podrá planificar cosas como el matrimonio, la compra de un inmueble o un automóvil, el nacimiento de un hijo y hasta la fiesta que desea desde hace mucho tiempo, pero asegúrese estar preparado para lo que no pueda controlar.

La disciplina y la organización son factores determinantes para alcanzar una vida financieramente saludable que no nos genere estrés y que nos garantice estabilidad. La disciplina no quiere decir que deba ser obsesivo con los gastos, pero si evitar salirse del plan mensual. Lo que también debe restringir es la posibilidad de gastar más de lo que gana.

Por último, pero no menos importante, elimine sus deudas, comience cancelando la deuda que tenga con su Tarjeta de Crédito, termine de pagar el crédito que tiene con su entidad bancaria, cancele una cuota de más si tiene crédito hipotecario o por adquisición de automóvil, salga de cualquier préstamos personal que tenga.

Aplicando estos consejos usted se sentirá libre de un gran peso, podrá realizar un nuevo plan de acción para invertir en algo novedoso y tendrá su ideas concentradas en evolucionar y no en cómo pagar.

Foto / Pixabay.com / PublicDomainPictures