Inflación, hiperinflación, deflación y estanflación: qué son y sus diferencias

0
12677
pixabay.com

Estos términos económicos están vinculados y tienen que ver con el comportamiento de los precios y la adquisición de bienes y servicios en una economía.

La inflación se da cuando hay un continuo aumento en los precios de los bienes y servicios en un período de tiempo determinado, generalmente se mide por año, y afecta el poder adquisitivo de las personas quienes no pueden comprar con sus ingresos la misma cantidad de productos que antes porque este tiene una pérdida de valor.

Esta se puede medir con los porcentajes de los precios y la variación de estos en un lapso de tiempo determinado, o los porcentajes de los precios actuales en comparación con los vigentes en una determinada fecha.

Las variaciones de esos porcentajes se registran en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que en los diversos países es calculado generalmente por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Mientras, la hiperinflación se da cuando la inflación se desborda y no se tiene control sobre ella, haciendo que la moneda local pierda su propiedad de reserva de valor y unidad de medida, lo que llevará a la destrucción de la misma.

Cuando existe hiperinflación la economía se resquebraja y la población no puede enfrentar el pago de los productos más económicos.

En ese momento, llega la estanflación haciendo imposible el cálculo y planeamiento económico, destruyendo la economía.

Al momento de llegar la estanflación hay un estancamiento de la economía y el ritmo de la inflación no cede. De esa forma se da simultáneamente un aumento de precios, se eleva el índice de desempleo y el estancamiento de la economía entrando el país en crisis o recesión.

La recesión se produce cuando el PIB (Producto Interno Bruto) decrece durante dos trimestres consecutivos, lo cual según los economistas es el peor escenario para la economía de un país.

Finalmente está la deflación. Esta consiste en una baja general y prolongada – de mínimo dos meses- en los precios de los bienes y servicios por una caída en la demanda. Esto ocurre cuando la oferta supera a la demanda y al darse quienes comercializan productos deben venderlos para cubrir sus costos fijos.

En un escenario de deflación la demanda de bienes y servicios desciende porque los consumidores piensan que al otro día conseguirán el producto más barato.

Según los economistas esta situación puede tener consecuencias mayores a la inflación, porque se crea un circulo vicioso en el cual las empresas deben reducir sus beneficios al bajar los costos para conseguir que la mercancía se venda, lo cual trae como consecuencia que tengan que despedir empleados haciendo crecer el desempleo.

 

Fuentes

http://yasminagonzalezgarcia.blogspot.com/2009/06/inflacion-deflacion-hiperinflacion-y.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Inflaci%C3%B3n

http://www.economiafinanzas.com/inflacion-deflacion-hiperinflacion-y-estanflacion-que-significan/

https://es.wikipedia.org/wiki/Deflaci%C3%B3n