¿A mayor trabajo, más ganancias?

0
1169
pixabay.com

Las empresas que miran su productividad a través de la cantidad de horas trabajadas son las que, a lo largo de su camino, se estrellan contra un muro rústico y macizo.

Es una mentalidad bastante errada creer que los datos cualitativos pueden demostrar ciertamente los resultados de desarrollo de una empresa. Pero ¿Cómo es posible que nuestra evolución como empresa no esté asociada con las ganancias que esta genera año tras año? La respuesta está en la eficacia, entre otras cosas.

De acuerdo con Degerencia.com, debe enseñársele otros factores o circunstancias que se involucran en la compañía para determinar dónde está la falla. En este sentido no sólo debemos demostrarle que pueden existir problemas operativos (que seguro serán los más fáciles de identificar) sino que fundamentalmente debemos ayudarle a ser consciente que lo habitual es que estas situaciones suelen ser una manifestación de una forma o un estilo de dirigir el negocio que ya no responde a las necesidades estratégicas y competitivas que el mercado le está demandando”.

Cuando no se evidencia el verdadero desarrollo de la empresa, no puede hablarse de un crecimiento integral. En ese caso, la compañía solo podría estar en presencia de buenos ingresos pero nada más.

Si quieres saber qué debes tener en cuenta para que tu negocio o empresa logre fijarse en el mercado durante muchísimos años, tienes que aprender que:

1 El crecimiento económico, no tiene nada que ver con la evolución. Algunos autores sostienen la idea de que el crecimiento está íntimamente ligado a la expansión económica, de producción o de personal que haga vida en la organización. El asunto de la evolución, tiene que ver más con el aspecto de la cultura organizacional, de la capacitación profesional, del apoyo a la compañía en todos los aspectos existentes, dándole prioridad a todo y cada uno de ellos por igual.

2 No sabemos distinguir la eficacia de la eficiencia. Una empresa en la que solos se hace bien el trabajo no se equipara con otra que sabe aprovechar sus recursos y los maximiza para rendirlos y obtener más ganancia, al mismo tiempo que genera una perspectiva más astuta, experimentada y profesional en sus trabajadores.

Los empresarios saben que esto es tan cierto como que la tierra es redonda. Una empresa que vende a granel pero se desploma ante cualquier asunto, que no necesariamente tiene que ver con su economía, es una organización sin bases sólidas y no durará, ni con todo el dinero del mundo. Jamás será igual una empresa inmensa, súper equipada, de amplia infraestructura, a otra que se siente en las venas de sus trabajadores.

Fuente: Degerencia.com

http://www.degerencia.com/articulo/por-que-si-trabajamos-mas-cada-vez-estamos-peor