¿Cómo era la vida cuando no existían los supermercados?

0
1552
pixabay.com

Arqueólogos e historiadores estan de acuerdos en que los humanos comenzaron a cultivar la tierra hace más de 10.000 años. Desde ese entonces, los pueblos del planeta han dependido de las plantas cultivadas para alimentarse y proveer comida a sus animales domésticos. Un artículo publicado en el sitio web Profesor en línea (http://www.profesorenlinea.cl/universalhistoria/AgriculturaHistoria.htm), explica que en la actualidad, existen variadas disciplinas relacionadas con la siembra y toda una infraestructura agrícola, científica e industrial alrededor de esta actividad. Además, de contar con el estudio, acondicionamiento y cultivo de las tierras; y el desarrollo, recolección, transformación y distribución de la cosecha.

Los especialistas estiman que el origen de la agricultura data del Neolítico. En este período, segundo de la Edad de Piedra, la vida social de las personas comenzaba un proceso de estabilización, basado en el abandono del estilo de vida nómada cazador y recolector. De esta forma, las personas comenzaron a dedicarse al pastoreo, la domesticación de animales, la confección de tejidos, la modelación de cerámicas y, obviamente, el cultivo de las tierras. El espacio geográfico en el cual la agricultura vivió sus primeros pasos fue el Oriente Medio y a península Balcánica. Sin embargo, la agricultura ocupó sobre todo un lugar preeminente en las civilizaciones china, hindú, egipcia y mesopotámica.

Antes del desarrollo de la agricultura y el pastoreo, las sociedades subsistían a través de la caza, la pesca y la recolección de frutos silvestres. Incluso, en la actualidad existen pueblos que mantienen esta forma de vida, aprovechando recursos naturales, como semillas, tubérculos comestibles, miel y setas, entre muchos. Existen referencias de estas etnias que las ubican en Alaska, Canadá, Australia, Kenia, Tanzania, Etiopía, Filipinas, Indonesia, Tailandia y Malasia. Estos grupos son poco numerosos, por lo que sus actividades predadoras o recolectoras no suponen un riesgo para el equilibrio del hábitat que ocupan.

Las primeras sociedades sedentarias o ligadas a la vivienda estable, desarrollaron técnicas para almacenar y cocinar los alimentos obtenidos a través de la agricultura. Para ello, aplicaron la técnica neolítica por excelencia, que consistía en pulimentar la piedra en vez de tallarla, con lo que se conseguían nuevas formas y acabados. Más importante que la el pulido fue la aparición de la cerámica hace aproximadamente 8.000 años a.C. De esta época son también las técnicas de la cestería con hilos finos, y la confección de tejidos con determinadas fibras vegetales o lana de oveja.

La mayoría de los estudiosos afirman que la agricultura fue originada, probablemente, por una necesidad impuesta por el aumento de la población del planeta que produjo una reducción de los recursos medioambientales.

Fuente: Profesor en línea: www.profesorenlinea.cl

Foto cortesía de Pixabay: