Consejos para tu primera clase de Yoga

0
1275
pixabay.com

El yoga es una disciplina que te puede ayudar a sentirte mejor, muchas mujeres y hombres alrededor del mundo lo practican como una manera de encontrar orden interior. Sin embargo, practicarlo, no es tan fácil como parece, pues es una disciplina muy especial que no puede ser tratada como una moda pasajera.
En los últimos años la práctica del Yoga se ha usado para luchar contra el estrés, ya que algunos de sus ejercicios como los estiramientos y el control de la respiración son ideales para mantener un equilibrio entre el cuerpo y la mente. El yoga sana malestares crónicos y mejora la calidad de vida de todos quienes lo practican. Los efectos positivos que tiene esta práctica sobre, por ejemplo, la artritis, enfermedad que causa gran dolor, son realmente sorprendentes. Así mismo, diversos estudios indican que es una terapia “eficaz para la reducción del estrés oxidativo en la diabetes tipo 2, incluso mejora el control de glucosa en la sangre” recalca una investigación publicada en EFE.
Si quieres tener una experiencia agradable en tu primera clase de yoga sigue los siguientes consejos:
Cuida tu estomago. No llegues a las clases con el estomago vacío o muy cargado después de la comida, idealmente tu clase podría empezar tres horas después de comer: “Si el hambre te dobla, entonces toma un ligero aperitivo, no muy grasoso, ni muy condimentado. Unas almendras, o una barra de granola harán tiempo para que después de la clase pueda comer. Primer error: no comas en exceso al final, para “reponer”. Come despacio, y así tu estómago se irá llenando lentamente con cantidades moderadas” afirma un especialista de la página web Inspirulina.com.
Usa ropa cómoda. La ropa que uses para practicar esta disciplina debe hacerte sentir libre, vas a necesitar realizar un sinfín de movimientos y si usas ropa muy ajustada no podrás desenvolverte con naturalidad. Recuerda que no vas a la clase de yoga a competir con el resto por la ropa más bonita o elegante o la más cara, enfócate en lo primordial que es el ejercicio.
Habla con tu maestro. Lo mejor que puedes hacer, ya que es tu primera vez, es informarle al instructor que llegaste nueva y estas adaptándote a la disciplina, de ese modo intentará ayudarte de un modo mucho más efectivo.
Toma gua. El agua es esencial, ya que sudas mucho durante la clase.
Inscríbete en una clase donde se encuentren personas de todos los niveles. Rodéate de principiantes, pero también de estudiantes que tengan mucho más experiencia, así podrás absorber los conocimientos de todos.
Recuerda que todo es parte de la adaptación y aunque al día siguiente seguramente tendrás dolores debido al ejercicio físico, la sensación de haber realizado tu primera clase te llenará de alegría y entusiasmo.
Imagen: https://static.pexels.com/photos/12344/pexels-photo-12344-large.jpeg

Fuente: Guioteca: www.guioteca.com