¿Es bueno o malo comer pasta?

0
1278
pixabay.com

Contrario a lo que muchas dietas y consejos expresan, comer pasta no es malo para la salud. La mayoría de veces sentimos remordimiento cada vez que comemos una lasaña o un plato de espaguetis a la carbonara, porque creemos que nos va a hacer engordar mucho entre otras de las numerosas creencias erróneas en la alimentación.
Este alimento aparte de ser una gran fuerte de energías, es sencillo, fácil de preparar y muy conocido y popular en las cocinas de todo el mundo, aunque verdaderamente, es Italia donde se comercializa de manera más excesiva por ser la comida típica de ese país.
Aquí tienes razones que te harán ver la pasta con otros ojos:
1. Son un componente clave para una alimentación balanceada, debido a los carbohidratos que posee, lo que la convierten en un alimento necesario que dee consumirse frecuentemente. Eso sí, recuerda que lo componentes que le añadas, son los que aumentarán su valor calórico. En unión a esto, la página web Pastapestopizza.com indica que “Un plato de pasta te garantiza la energía indispensable para realizar tus actividades físicas y mentales del día a día. La pasta de calidad tiene los nutrientes que necesitas: carbohidratos y fibra. Tal como dice el punto número uno los carbohidratos son complejos es decir, una vez digeridos, se transforman en glucosa que es enviada a las células. Este proceso es largo. Por eso evita que tengas hambre durante unas horas”.
2. Con respecto a su cocción, este es un tema que suele ser ignorado en ocasiones. Especialistas recomiendan cocinar la pasta hasta que quede cocida “al dente”, lo cual consiste en que esté cocida por fuera y semicruda en su interior. De esta manera el alimento tendrá una rápida asimilación de nuestro organismo.
3. Con base en el punto anterior, lo que no es un mito es que hervir mucho la pasta hace que los nutrientes de esta e diluyan.
4. En su mayoría, la pasta tiene un costo accesible al consumidor, esto significa que sobresale en comparación con otros productos que adquirimos en el mercado.
5. Una excelente manera de mantener una dieta balanceada es combinar nuestro plato de pasta con pescados, pollo a la plancha, aceite de oliva y otros alimentos que nos aporten energía.
6. Un estudio dictaminó que sostener una dieta con base en los altos niveles de carbohidratos y bajos en grasa genera efectos beneficiosos para nuestra salud mental, pues ayuda a disminuir los niveles de ansiedad y depresión.
La pasta es baja en grasa y en índice glucémico, lo que indica que si se comen las porciones adecuadas este alimento no engorda. Sumado a esto, la versatilidad que presenta genera creaciones deliciosas en la mesa, bien sean platos fríos o calientes.

Fuente: Guioteca: www.guioteca.com