¿Qué tanto sabes sobre el síndrome del autoencierro?

0
1355
pixabay.com

El síndrome del autoencierro o hikikomori se basa en el aislamiento de los adolescentes o jóvenes que se sienten incapaces de cumplir los roles sociales que se esperan de ellos por lo cual se encierrran. Se rehúsan a irse de su casa materna / paterna, se encierran en su habitación por largos períodos de tiempo en donde se dedican a dormir, ver televisión o jugar en la computadora. Las personas que se autoencierran no tienen amigos y evitan cualquier tipo de presión, más aún si viene del exterior.
Según http://www.revistabuenasalud.com/el-hikikomori-o-sindrome-de-autoencierro/ este síndrome se visualiza en “familias disfuncionales, con ausencia generalmente de la función paterna, déficit en relación a la contención emocional y en la comunicación desde la infancia, con violencia verbal y a veces física, y un alto nivel de exigencia en dentro de los valores familiares.”
El aislamiento es nocivo para la salud, los seres humanos somos sociables por naturaleza así que mantenerse alejado de la realidad crea un efecto perturbador en la psique, hay pérdida de memoria, de habilidades sociales y genera un comportamiento violento.
Desde la infancia hay ciertas manifestaciones que pueden ayudar a prevenir la aparición completa de este síndrome: tristeza, desánimo, baja autoestima, falta de interés en las actividades cotidianas. A veces se dan problemas de comportamiento: irritabilidad, agresividad y problemas en la escuela. Después en la etapa de la adolescencia se logra ver como la persona se encierra en sí mismo, se retrae. La mayor parte del tiempo se la pasan tristes, pierden a sus amigos, se vuelven inseguros, tímidos, hablan menos, son objeto de burla de sus compañeros y únicamente mantienen contacto con el mundo exterior mediante el internet, la televisión, el chat y los juegos de video. Así van poco a poco perdiendo sus referentes sociales y morales.
Este síndrome es muy notable en Japón pero ya se ha empezado a dar en otras partes del mundo. Es por esto que como padres debemos estar muy al pendiente si tenemos un adolescente que le cuesta integrarse socialmente y presenta las características mencionadas anteriormente.
Estar atentos principalmente si el muchacho en cuestión se va aislando progresivamente de la realidad, va a permitir ayudarlo antes de que caiga por completo en el padecimiento del síndrome. También debemos mantener con nuestros hijos una buena comunicación, la cual nos va a ayudar a identificar cualquier inconveniente y a resolverlo de la mejor forma. Hay que entender que debemos mantener un contacto asertivo y constante con nuestros hijos pero respetando su espacio.
Si tienes un hijo a algún muchacho/a conocido que sufra del síndrome del autoencierro, lo mejor que puedes hacer es contribuir con su familia para ayudarlo a regresar poco a poco al mundo real. Es muy importante que ese joven sienta que le ofrecen amor y comprensión ante su situación. Si las circunstancias son cada vez peor y el aislamiento crece, es hora de buscar ayuda profesional.
Fuente: http://www.revistabuenasalud.com/el-hikikomori-o-sindrome-de-autoencierro/

Fuente: Guioteca: www.guioteca.com