Cuida tu reputación: ¡No quedes como interesada!

0
1498
pixabay.com

Es un hecho que algunas mujeres son interesadas y necesitan extraer beneficios de todas sus relaciones. El especialista Álvaro Bonilla, en su blog “La estrategia de la seducción” explica que esta clase de mujeres buscan a hombres de todos los extractos sociales: “No tienes que ser un potentado magnate para que estas mujeres te busquen, y lastimosamente, la apariencia física de una mujer, y sentir que aparentemente ella gusta de ti puede nublarte el juicio y pensar que algo de genuina atracción, enamoramiento o amor hay en ella” afirma.
El amor y el interés siempre han estado intrínsecamente unidos y es posible que aunque no seas una chica interesada, realices ciertas acciones que te hagan ver de ese modo, perjudicando tu reputación con esa persona que te gusta.
Ocasionalmente cuando una mujer sale con un hombre que le atrae, sobre todo en las primeras ocasiones, asume algunas conductas que pueden malinterpretarse. Las razones por las que caen en estas actitudes, según los especialistas, tienen que ver con el deseo de sentirse valoradas o la aspiración de mostrarse importante ante el hombre, debido al miedo que sienten de no ser suficientemente apreciadas.
Es importante tener una buena autoestima y considerar que mereces un hombre que te sepa dar un lugar importante, sin embargo, hay actitudes de mal gusto que pueden hacerte quedar muy mal frente a tu nueva conquista:
-Preguntar si tiene carro o no. En estos casos lo ideal es que esperes que el mencione si tiene o no vehículo. ¿Por qué? Porque darás la impresión de estar muy pendiente de confirmar cuantos bienes posee y cual es su situación económica. Trata de ser prudente porque puedes estar conociendo a tu futuro esposo.
– Mantener los bolsillos cerrados. Las mujeres que no invierten nada en las salidas de su relación, demostrarán que no quieren compartir su bienestar con su posible nueva pareja: “Ten presente que una cosa es la caballerosidad y otra muy diferente dar por sentado que te deben pagar todo. Aunque después él te diga que no es necesario, plantea la idea de dividir la cuenta. Recuerda: hombre no es sinónimo de cajero automático” dicen en un articulo del portal Eme de Mujer.
– Pedir de un modo desconsiderado. No le lances indirectas a tu posible pareja, haciéndole saber lo mucho que te gustaría que te comprara aquel vestido o prenda que te gustó o los zapatos de moda. Recuerda que en estos tiempos las mujeres deben valerse por sí mismas. Salte un poco del guión de princesa necesitada y ponte a trabajar.
– Comer lo más caro. No se trata de dejar de lado tus gustos, pero pedir los platillos mas costosos es una falta de cortesía y un gesto poco amable. Recuerda que el objetivo de las relaciones es conocer a la persona, integrarse y pasársela bien.
Si actúas de este modo serás juzgada de un modo negativo, recuerda que pocos hombres están dispuestos a compartir la vida con mujeres que estén mas interesadas en su bolsillo que en ellos.

Fuente: Guioteca: www.guioteca.com