5 reglas de las finanzas sanas

0
1388
pixabay.com

Así como las personas llevan una forma de vida saludable, con las finanzas sucede lo mismo. La elección por llevar una vida con un estilo saludable de hacer las cosas, es algo sumamente personal, cosa que no dista en nada en materia de dinero.

Algunos expertos coinciden con la idea del ahorro… ¡Y tienen razón! Ahorrar puede auxiliarnos en situaciones de urgencia. Contar con un fondo que nos permita solucionar nuestros problemas es una bendición.

Las personas que viven su día a día en un gasto constante son, por un lado, o muy adineradas o, por otro, muy inconscientes. En todo caso, las compras compulsivas, se tenga o no dinero, es siempre un riesgo latente, sobre todo si eres de los que no tienen dinero.

Ahora bien, como sucede en la salud, las finanzas pueden mejorar, siempre que tú te lo propongas. Si deseas tener un comportamiento saludable financieramente, es importante que consideres estas 5 claves que te protegerán de ser víctima de tus propios caprichos.

1 Ahorrar. Como ya habíamos comentado, el ahorro es un amigo incondicional en cualquier momento de la vida. Nos ayuda a superar momentos críticos en nuestra economía o, incluso, en emergencias de otro tipo, siendo un aliado del que no debemos renegar.

2 Establece un presupuesto mensual. Una forma de organizar nuestra vida y ser realistas con nuestras capacidades de gastos, es a través de los presupuestos. Estos nos dan la oportunidad de reconocer las prioridades mensuales y nos abren nuestra perspectiva acerca de las cosas que podemos dejar en segundo lugar.

Es importante que el presupuesto se actualice cada mes, de ser necesario, para ajustarlo a nuestra realidad.

3 Reconoce que eres gastador. ¡No te preocupes si lo eres! Casi nadie se escapa. Lo importante es que sepas reconocerlo y actúes al respecto. Si sabes que irás a un lugar donde, probablemente, haya muchos productos que sabes te gustan mucho, practica el autocontrol y lleva en tu cartera solo lo que sepas que puedas gastar sin quedar apretado luego.

4 Endéudate con cosas importantes. Pagar el seguro del vehículo o la póliza de vida; la educación de tus hijos; son algunos ejemplos de las cosas por las que realmente vale la pena hacer sacrificios y endeudarnos.

Olvídate de asumir gastos innecesarios, que no te dejen asumir aquellos que son verdaderamente relevantes.

5 Planifica tu vejez. Muchos jóvenes de hoy, viven el día a día como si no existiera mañana. Invertir en tu vejez, asegurar tu comodidad mañana es algo que debes empezar hoy mismo.

Fuente: Blogs.cnnexpansion.com

http://blogs.cnnexpansion.com/vivir-como-reina/