Hoteles que rompen el molde de lo convencional

0
1418

Una de las actividades más placenteras que existe es viajar. Expandir las fronteras físicas para poder conocer y disfrutar las maravillas que nos pueden ofrecer las diversas culturas y sociedades que conforman el mundo. Al momento de viajar debemos buscar donde nos vamos a quedar, necesitamos un sitio donde podamos descansar y recuperar energías para seguir con la aventura. Por lo general, los sitios que tiene más demanda son los hoteles, sitios que ofrecen diversos servicios que se adaptan a cualquier presupuesto. En ese amplio abanico de posibilidades encontramos estos hoteles que han ganado fama por lo peculiares que son. A continuación, la lista de los hoteles más raros del mundo.

Privado de libertad. En Alemania lo podemos ver cerca del jardín japonés que se encuentra en Kaiserslautern. Se trata de una estructura que en el pasado sirvió como una prisión y ahora aloja otro tipo se huéspedes. Con áreas comunes llenas de barrotes y habitaciones con una pequeña cama muy cerca del inodoro, el Hotel Alcatraz promete una experiencia peculiar. Supongo que si eres claustrofóbico lo mejor que puedes hacer es sacarlo de tu lista de opciones de alojamiento.

La eterna juventud. En varias oportunidades he leído artículos sobre los procesos para conservar organismos y aplicar frío es uno de ellos. Puede que de allí haya surgido la idea de hacer un hotel de hielo. En Quebec, Canadá, podemos encontrar Hôtel de Glace, donde, salvo algunos objetos y las cobijas, todo está hecho con hielo. Paredes, camas, columnas y baños.

Como una sirena. La Isla de Pemba, una de las tres formaciones que componen el archipiélago de Zanzíbar, Tanzania. La belleza y perfección de esta isla casi desierta se potencia con el Hotel Manta Resort, un conjunto formado por varias plataformas acuáticas de 4 metros de profundidad, y así la mitad de cada habitación se encuentra sumergida y el resto en la superficie del mar.

Celebración especial. Al sur de Inglaterra tienen una manera muy particular de celebrar el aumento de la cantidad de visitas que están recibiendo. Se trata del Hotel de arena y la playa de Weymouth es el escenario. Sin techos ni baños, este hotel es hecho con arena de la misma playa y dura hasta que suba la marea. Las personas que han pasado la noche allí coinciden al decir que es una experiencia única, y lo mejor es despertar con el roce de la arena que viaja con el viento.

Desde el lecho materno. Si quieres compartir con la naturaleza y ser parte de ella, debes visitar el Hotel Treehotel, un conjunto de habitaciones individuales que se encuentran a 6 metros de altura y con diseño exterior que asemeja un nido de pájaro. Para visitarlo hay que viajar hasta Harads, Suecia.

Fuente: YouTube